Poemas para la madre

Eres la única que escucha mi dolor en un mundo sordo. ¡Gracias mamá!

La única persona que sé que podría darme el mundo si ella pudiera, sería mi madre.

No hay mayor riqueza en el mundo que tener a tu madre viva y a tu lado.

Cuando te sientas desdichado y sientas que no existe mujer que te amé,
Recuerda que esta tu madre y que no existe mujer en el mundo que te amé más.

No existe mejor lugar para llorar que los brazos de mamá.Poemas para la madre1

Ser madre es el único oficio en el cual se trabaja los 365 días del año, 24 horas al día y es el oficio peor pagado.

Dicen que no existe amor incondicional pero yo lo veo día a día al ver a una madre con sus hijos.

Para la madre mas bonita

Siempre recuerdo tu mirada en mi mente
Tus consejos y tus buenos deseos permanecen conmigo siempre
Recuerdo aquellos lejanos momentos junto al mar
Risas, esperanza y muchos sentimientos positivos solo se viven a tu lado

Junto a ti me siento invencible
Me llenas de energía

¡Madre! Tú eres la más bella de todas
La más amoroso y la más bondadosa
Mujer como tú una en un millón.

Te quiero más cada día, cada hora, cada segundo. ¡Siempre!

¡Te quiero tanto! Madre querida
Nunca habrá nadie como tú
Me sonríes cuando la tristeza llega
Me besas cuando el miedo me invade
Me dices que me quieres cuando la soledad me encuentra.

Eres la mujer que más adoro y quiero en este mundo

¡Feliz día!

Del cielo tomo una estrella
Del arco iris sus colores
De la rosa su belleza
Y de ti madre tomo lo mejor

“Tu gran corazón lleno de amor”

¡Felicidades en tu día!

De ti aprendí el significado de compartir
Y lo importante de la familia.
Con tus ejemplos me enseñaste lo que es la responsabilidad
Tu ejemplo me enseño a ser mejor
Marcas mi vida de una manera maravillosa,
De un modo amoroso, de un modo humilde.
Eres una gran mujer, te admiro cada día
No hay mujer tan perfecta como tú
Eres tan linda y sensible
Tan trabajadora y alegre
Soy tu reflejo del cual me siento orgullosa
Contigo sé que soy invencible,
Contigo siempre hay amor.
¡Feliz día!

Le pedí a Dios que cuidara de ti siempre
Y él me sonrió y me contesto:
Siempre estoy cubriéndola con mi manto
Todos los días un ángel esta con ella
Siempre ilumino su camino,
Porque se cuánto la amas.
Sé cuánto significa para ti
Sé que tus triunfos se los dedicas
Sé que por ella sigues adelante
Por ello siempre estoy con ella.

Siguiente Poema:

Poema Anterior: