Poema ala madre

Qué raro madre, que yo nunca te cante, yo que corono reinas al instante
Y le hago bambucos a mi patria, yo con ternura apasionada le fabrico poemas a la amada
Yo madre, que me paso noches enteras escribiendo cosas, queriendo reformar el mundo
Con estrofa:
Yo madre que estando donde quiera le canto con orgullo a mi bandera
Y a ti, lo mas sagrado, que raro madre que nunca te he cantado.
Yo madre, que suelo todavía escribirle sonetos a la luna; a mí que por fortuna
no me hace falta razón para decir las cosas como son cómo es posiblePoema ala madre1
Madre que nunca hayas tenido para ti una canción
Yo que proso novelas de emigrantes y trafic0 versos que vendo a los amantes;
Yo que tengo la magia entre mis manos para darle consuelo a mis hermanos
Yo que puedo troncar el llanto en alegría como puede ser, madre que no te haya
Compuesto nada todavía.
Pero aquí te va con creces lo que tanto Madre te mereces; un poco tarde, si pero que digo tarde
si es ahora cuando más arde mi corazón por ti y en el cielo también se hacen jaranas
Y se tiemblan guitarras y se recitan versos al pie de sus ventanas.
Madre voy a viajar contigo al mundo de mis cosas, a esa noche de agosto, cuando me diste la vida en ese pueblo angosto de mi patria querida, una casona vieja asentada en la esquina de la plaza fue mi primera casa. Mi padre estaba alegre y ordeno que los trenes pintaran sobre los andes mi llegada. Con que amor me regalaste, madre, el caballo de palo y el triciclo; después empecé el ciclo de mis andadas locas; perdóname, Madre, por las pocas horas de amor que te haya dado y pos las muchas sales que le arranque a tus ojos con mis males. Ya se avecina el viaje Madre: pronto estaré a tu lado; prepárame una fiesta en grande con helado, arcángeles y querubines; voy a llegar con arpas, trompetas y violines a pedirle a Diosito que me haga la segunda para, cantarte, madre, la más bella y profunda de todas mis canciones.

Autor: Jorge Leon Gil

Siguiente Poema:

Poema Anterior: